Fundación Rodríguez Acosta

Fundación Rodríguez Acosta

fundacion-rodriguez-acosta

También muchos la reconocen como el Carmen –Estudio del Sr. Acosta. El Carmen es el edificio como tal. La gestión está a cargo del Patronato de la Alhambra. Pese a su bajo perfil es indudablemente una joya. Ofrece la ventaja de visitas con guías. Este lugar precioso es más que un lujo que te llenará de placer.

La fundación fue el legado para el pueblo de Granada del pintor José María Rodríguez Acosta. Desde 1982 se le da el mérito de Monumento Nacional Español y también se le califica como Bien de Interés Cultural. Se invitan a formar parte del patronato que dirige esta institución a todo académico que se sienta comprometido con la investigación y la enseñanza. Hombres de gran reconocimiento como Manuel Falla y Ortega & Gasset han formado parte del patronato.

Su interior

Cuando entras quedas atrapado en el mundo loco de los artistas. De Rodríguez Acosta permanece con bastante firmeza la biblioteca en donde la curiosidad es despertada por objetos estrambóticos. Los objetos van desde los de cerámica hasta los de vidrio. Los objetos culturales que se exhiben enriquecen el espacio. ¡Que no se me olvide el repertorio de dibujos! Fuera unos jardines muy bien trabajados, bajo el suelo unas galerías, y en el patio unas vistas hacia rincones paradisíacos.

Ven a encontrar este edificio en la Colina del Mauror. El Carmen vive por lo que allí exhibe. Además la Institución  Gómez Moreno cuenta con su espacio. Al igual que la Fundación Rodríguez Acosta consta de una recopilación museística, una bibliográfica y una documental. Actividades no oficiales de la institución se pueden desarrollar aquí, encuentros sociales, empresariales, como locación para spots comerciales, fotografías y diversas presentaciones. Si contactas puedes obtener mucha más información. Si quieres celebrar un evento aquí, cumpliendo los requisitos previos, elegirás el lugar adecuado.

Ya es hora que vengas a conocer el lugar donde el pintor granadino plasmó su finísima estética.

Sin Comentarios

Deja tu comentario